Cheesecake con nueces garrapiñadas y sirope de arce.

Pues marchando una tarta de queso! O bueno, más bien media. Como veis es de las bajitas. Si dobláis las cantidades que os voy a dar os sale la cheesecake de las buenas, de las altas, tipo americano, a lo New York Cheesecake de cualquier restaurante. El caso es que no quería comer mucho, así que reduje a la mitad por si no había candidatos.

IMG_20160307_203740

Al lío:   Batimos a lo loco los siguientes ingredientes.

400 gr de queso de untar. 

90 gr de azúcar

dos huevos

cuatro cucharadas bien colmadas de harina

50-60 ml de leche 

1/4 cucharadita de levadura en polvo (química) 

A continuación machacamos:

100-120 gramos de galletas digestive (depende de si queremos mucha base)

añadimos:

2 cucharadas de azúcar en 60 gramos de mantequilla derretida en el micro

Esta pasta de galletas, mantequilla y azúcar, la mezclamos bien y ponemos en la base de un molde desmontable, presionando mucho sin que queden huecos libres.

A continuación vertemos la mezcla del principio y horneamos unos 40-50 minutos a unos 180ºC   Si vemos que se empieza a tostar mucho por arriba, se baja un poquito la temperatura sin abrir el horno.

Una vez sale del horno ponemos a tostar en una sartén antiadherente 150 gr de nueces, un par de minutos a fuego medio. A continuación le agregamos una cucharada colmada de azúcar moreno, movemos con una cuchara de madera, con paciencia. Cuando apenas queden azúcar seco, agregamos otra cucharada de azúcar. Al empezar a deshacerse las echamos sobre la tarta con un buen chorro de sirope de arce.

 

DSC_0154

 

 

Anuncios

Tortitas de frutas

¡Ay qué cosa tan rica acabamos de cenar!

 

IMG_20160216_210413

Todo ha empezado cuando Nico se ha empeñado en cenar tortitas. “Sí, de esas redonditas que le echas fresa y cosas de colores…”  El tema es que paso de darle más azúcar porque… bueno las razones son muchas.

Así que me he acordado de un especial de Navidad de Jamie Oliver (Dios de muchos) él y sus niñas hacían tortitas en un periquete sin usar azúcar y sustituyendo el dulce de las tortitas por pera. O cualquier otra fruta dulce (plátano, manzana, mango…)

La receta me cabe en menos de una línea.

IMG_20160216_212751

Un huevo, una taza de harina, una taza de leche y una pera rallada. ¡Qué cosa más buena!

IMG_20160216_210555

 

No quedan redondas, eso sí.

… o al menos, a mí.

 

 

 

 

 

Para acompañar, siguiendo su estilo yo le he puesto un poco de yogur con frutas del bosque. Y qué frutas! Estas congeladas las compré hace tiempo en Lidl pero no las había probado hasta hoy. Una variedad de frutas increíble para ser tan accesible. Muy recomendable.

 

DSC_0138

 

En cambio mis “relatives” se han puesto tibios de sirope de arce. En fin, para gustos, los colores :)))

¡¡Probadlo y a disfrutar!!

Galletas de mantequilla.

IMG_20151205_093531Esta es una receta muy básica, pero como últimamente la estoy copiando a mis amigas tantas veces, la dejo por aquí y terminamos antes, ¿verdad?

Las galletas no tienen mucho secreto pero sí hay unos cuantos truquitos que hacen que estén en su punto, ni duras, ni blandas, ni desparramadas, ni desiguales.

Lo primero, los ingredientes.

175 gr de azúcar. en teoría Glace. Según mi experiencia: CUALQUIER AZÚCAR. Ahora os explico por qué.

250 gr de mantequilla sin sal. MANTEQUILLA. No vale margarina, aceite, un poco de mantequilla y como no me queda más le pongo aceite… Ese tipo de cosas no funcionan con las galletas.  Necesitamos mantequilla para que conserve su forma al cocer.

Un huevo grande. 

Esencia al gusto. Lo que le quieras poner: Vainilla, chocolate blanco, cacao, jengibre…

450 gramos de harina. 

Media cucharadita de sal

1/5 de cucharadita de levadura. Una pizquilla

 

Vamos ahora al lío.

Deshacemos la mantequilla en el microondas y la mezclamos junto con el azúcar. Si la mantequilla está caliente deshace el azúcar, por eso no es necesario usarlo glace. Así que truco: Mantequilla líquida y azúcar hasta que pierda calor y se quede en crema.

Cuando ya no esté caliente (IMPORTANTE) se añade el huevo, y la esencia. Removemos hasta que quede uniforme.

Ahora ponemos los ingredientes secos y con fuerza y unas varillas o incluso las manos, cuando no podamos más, movemos hasta que tengamos la masa. Cuando ya esté migoso y perfectamente mezclado lo metemos en la nevera 10 minutos para que sea más fácil trabajar con esa masa. Y empezamos a dar forma como locos.

Truqui: Si se nos pega la masa al rodillo, si lo hacemos con las manos y quedan desiguales o algo así es muy útil, sobre todo las primeras veces. Ponerle film transparente bien estirado por encima, lo alisamos, lo quitamos, cortamos con el cortador, y a la bandeja.

Las galletas pueden tener el grosor que queramos, pero sí es importante que las que vayan en la misma bandeja tengan todas el mismo grosor.IMG_20151205_093737

La temperatura del horno puede ser unos 150 º C para asegurarnos que no se quemen. Puede ser más y puede ser menos pero hay que estar muy pendiente.  Eso sí el horno tiene que estar bien caliente cuando metamos las galletas.

Cuando las galletas se empiezan a tostar sacamos la bandeja. Si las tocas estarán un poco blandas. No importa endurecerán al enfriarse.

Hay que sacar la bandeja, y dejar enfriar las galletas antes de moverlas. Por eso es conveniente tirar del papel de horno donde las tengáis apoyadas y sacarlo con mucho cuidado para poder volver a usar la bandeja cuan

Otro truqui: Si cuando manipulemos la masa vemos que que queda muuuuy pegajosa y no podemos trabajarla bien, vamos amasando mientras le añadimos un poco de harina hasta que tenga una textura manejable.

 

IMG_20151129_221419

Otro día pongo cómo hacer la glasa aunque como veis, no se me da demasiado bien el decorar, XD.

 

 

 

Wok de lombarda y pollo

IMG_20151007_203351

No tenía pensado subir ninguna entrada, de hecho, no tengo fotos en condiciones. Con lo que me gusta a mí lo de las fotos paso a paso. Pero es que el plato en sí quedó riquísimo, así que con o sin foto, allá vamos.

Ingredientes para dos o 3 personas (en mi caso dos y media)

1/3 de lombarda o col lombarda.

1/3 de cebolla grande

1/3 de puerro (un poco de la parte verde y otro poco de la blanca.

1/2 calabacín pequeño

Una pechuga de pollo pequeña

una cucharada de almendras.

Salsa de soja,

Aceite, agua y sal.

Modo de preparación.

En una sartén  con un pelín de aceite de oliva hacemos la pechuga de pollo YA cortada en cuatraditos, a fuego alto pero poco tiempo, para que esté tostadito por fuera y no muy hecho por dentro. Retiramos hasta nuevo aviso 😉

Pochamos el puerro y la cebolla en rodajas finas, a fuego lento hasta que quede blandito,

Añadimos la lombarda también en rodajas y el calabacín a tiras finas. Como es wok, se tiende a que todas las verduras estén lo más largas y finas posible.  bajamos el fuego, lo tapamos unos minutitos, nos tomamos una coca cola y volvemos a empezar.

Cuando vemos que la lombarda tiene otra textura, que está blanda y manejable, y además ha cambiado de color, es el momento de añadirle las almendras. Removemos todo bien y le añadimos el pollo de antes.

Si vemos que está un poco seco le ponemos un chorrín de agua, poquito, no queremos cocerlo.

lo dejamos un par de minutos y subimos el fuego, es hora de tostarlo un poquito sin dejar de remover.

Cuando la sartén está muy caliente le ponemos como dos cucharadas de salsa de soja. Ese es el truco, con la sartén muy caliente, la salsa de soja le da un toque a CUALQUIER verdura, buenísimo.

Salteamos, salteamos y seguimos salteando y a comer!! Bon apettit!

PD: Tened en cuenta que las verduras también se comen al dente. No tienen que estar blandas y deshechas para que estén buenísimas. Además así conservan mejor sus propiedades y, en mi opinión, están mejor!

Strudel de manzana (sin azúcar)

IMG_20150829_123827

Después de un viaje a parte del sur de Alemania casi perfecto, no podía dejar pasar la ocasión de hacer alguno de sus postres. Porque estaba claro que un codillo no iba a hacer 😉

Así que os dejo la receta de un strudel versión Rebe, jeje. Y es que versionar platos mola, sin pasarse… 😉

IMG_20150829_163430

Necesitaremos los siguientes ingredientes:

  • Una plancha de hojalde cuadrada.
  • dos manzanas reineta cortadas en cuadraditos
  • 6 galletas tipo digestive sin azúcar ( o con, claro)
  • 5 o 6 nueces
  • un puñado de arándanos deshidratados picados o pasas
  • una cucharada colmada de mantequilla.
  • canela
  • sirope de ágave o edulcorante al gusto
  • un chorrito de ron opcional. Yo le puse a uno y a otro no.. y ni fu ni fa)

PhotoGrid_1441056425820

Preparación:

Ponemos en un bol las manzanas, la canela, el edulcorante,  las nueces, el ron y los arándanos, como dos minutos al microondas. Removemos todo.  No os paséis con el edulcorante, ya que la manzana ya es dulce cocinada.

Mientras tanto, en una sartén derretimos la mantequilla y le incorporamos las galletas hechas polvo. Para ello se meten en una bolsa o trapo, se les da unos golpes y se deshacen rápido. Bajamos el fuego, le damos un par de vueltas hasta que queden ambos ingredientes integrados y añadimos esta mezcla al bol de la mezcla anterior.

Removemos todo hasta que quede lo más mezclado posible.

A continuación estiramos la masa de hojalde y rellenamos como en la foto. Un lateral y enrollamos todo desde ahí.

Lo metemos a 180ª  al horno durante una media horita y a disfrutar.

Según pasan los días, más rico está.. así que paciencia. ;))

Salsa de zanahorias (especial peques)

Hola hola! Hay alguien ahí? Espero que no, y que estéis todos todavía de vacaciones y que os queden muchos días!

Para los que estamos ya en casita os dejo una recetilla que salió de casualidad y  resultó buenísima. Salsa de zanahoria para pasta.

IMG_20150827_195450

Lo primero, es que esto es una receta de aprovechamiento 100% y es que como muchos sabéis, tengo una nena de 6 meses que está empezando a escupir sólidos ahora (sí, a escupir, porque comer, no come) Total, que yo con mis cálculos me pasé cociendo zanahoria, y como aquí no se tira nada, pensé hacer una salsita rica rica con ella. así que empezamos.

  • 3 zanahorias cocidas y hechas puré
  • dos lonchas de bacon muy picadito
  • leche desnatada
  • 1/2 cebolla picada
  • orégano, sal, pimienta negra y ajo molido al gusto.
  • aceite de oliva virgen extra.
  • un puñadito de nueces

Ponemos la cebolla con una cucharadita de aceite a pochar a fuego muy bajo.

Cuando ya esté casi transparente, subimos el fuego para que se dore un poquito, y añadimos el bacon y las nueces, movemos unos segundos y lo volvemos a bajar a fuego medio. (de esta forma, sacas el juguillo y el sabor, que es lo que nos interesa, puesto que la zanahoria no tiene un sabor muy fuerte)

Agregamos el puré de zanahoria y movemos. Sin dejar de remover, lo dejamos unos minutos. Si vemos que se empieza a pegar, como que necesita líquido, empezamos a añadir la leche desnatada, y movemos, ¿un poco seco otra vez? pues volvemos a mover. Así unos cinco minutos para que la salsa coja saborcito.

oregajosalpimentamos al gusto, y cuando lo sirvamos, le ponemos un poco de aceite de oliva virgen en crudo, que le va muy buen gustito.

Et bon appetit!!!

IMG_20150828_162958

Para el calor ¿helados? Este año, leche merengada. (Sin azúcar, sin grasa)

Que sí, que sí… no sé por qué tenía yo la idea de que la leche merengada tenía que ser algo pastoso y mega graso. Será porque todo lo bueno es pecado. Así que esto tenía pinta de ser de los gordos.

Por suerte para muchos ¡no! Además de poderse hacer en versión super ligera, es que está buenísima!

Atentos, que no me enrollo más.

Ingredientes para un verano refrescante:

IMG_20150723_160433

  • Un litro de leche desnatada
  • la piel de un limón grande, o dos pequeños
  • Canela (si te gusta, a mí no)
  • 6 claras de huevo
  • Estevia o cualquier otro edulcorante. Este al gusto, claro.

Pues lo único que tenemos que hacer es poner a cocer la leche con la cáscara de limón (sin  NADA de blanco. O, bueno, lo menos posible. Ya que amarga. **flashback: “bah, no amargará tanto… total, por un poquito… Zás! litro de leche a la basura)

Si la canela os gusta mucho mucho, le ponéis una ramita a cocer también junto con el limón. Si os gusta, pero un poco menos, podéis ponerle canela en polvo en el momento de servir. Así, si te gusta bien, y si no, no se lo pones y listo (yo! yo! yooo!)

A fuego bajito y removiendo hasta que hierva, luego lo dejamos reposar hasta que enfríe. Colamos la leche para retirar el limón y la canela y a la nevera un par de horas. Si tenéis muchos quehaceres como para poneros a remover leche durante cuarto de hora, (Véase, tener un bebé lactante o un pajarraco de tres años por ahi corriendo… o las dos cosas 😛 ) podemos usar el micro, así también te aseguras de que no se pega. Atento para que no se salga nada, eh!

Esto así ya está buenísimo. Pero necesitamos darle consistencia. ¿Con qué? con claras montadas! Le ponemos unas 8 claras montadas a punto de nieve y movemos hasta que esté todo uniformado.

Pajita, canelita, algo de hielo si os gusta muy frio… y a disfrutar SIN REMORDIMIENTOS!!! IMG_20150723_104748